Jabón de aloe vera



Que hacer con una planta de aloe vera que no usas para nada y crece y crece hasta el punto de que te estorba más que otra cosa, solución; jabón de tocador


Sí, que no es comestible y que el blog no va en el tema, pero se que a alguien le puede resultar interesante como me ha resultado a mi y si de paso reciclo cosas que andan dando vueltas por mi cocina pues mejor, como por ejm el aloe o unas perlas de rosa mosqueta que deje de tomar hace un año y estaba la caja muertita de la risa, no se a vosotros pero eso de guardar por guardar como que no me va.

Ayer hice otro jabón distinto y que os voy a contar, estoy supercontenta por que me ha quedado chulísimo ya estoy deseando enseñaroslo pero de momento os dejo la receta de este que aparentemente parece un queso curado jajaja……


Lo primero es la seguridad por lo que tendremos que equiparnos bien con guantes y gafas, si estas en sitio ventilado no hace falta las gafas pero tampoco te pongas encima mientras mezclas el agua y la sosa si no quereis aspirar sus vapores tóxicos.

Dicho esto lo siguiente es prepara el molde donde va a ir el jabón por ejm un brik de leche vacio o un tupper etc, siempre que no sea de aluminio. Igual hacemos con el resto del material como el vaso mezclador, herramientas como una cuchara o el pie de la baridora que sea plástico o acero inox vale?
Ahora si daré paso a los…

Ingredientes:
500 ml de aceite de oliva virgen(sin usar)
200 ml de aceite de coco (farmacias)
40ml de aceite de rosa mosqueta(farmacias)
30 gr de aloe vera ya limpio y pelado
133 gr de sosa ( la más pura que encontréis en el mercado)
160ml de agua
colorante verde ( yo usé del comestible, el que uso para teñir la fondant)
y 3 gotas de aceite esencial de jazmín ( o unas gotas de aroma del que usáis para vuestras recetas)

Elaboración:

Disolvemos la sosa con el agua, con mucho cuidado ya lo sabéis. Dejamos que se enfrie y se ponga a temperatura ambiente.
Mezclamos todos los aceites y cuando esté la sosa a temperatura adecuada se lo vamos añadiendo mientras batimos con la batidora hasta obtener la “traza” lo notaréis por que se forma una textura de natilla.
Cuando esto suceda, le añadimos la esencia y lo repartimos en tres a partes que uno quiera, yo deje un poco menos de la mitad y le añadí el aloe vera, trituré y lo vertí al molde. Seguí con una parte muy pequeña del preparado base y le añadí un poco del colorante lo mezcle y al molde y a la otra parte que dedaba lo eche al molde tal cual si añadirle nada mas.

Y he aquí el resultado despues de 4 semanas, como he dicho tiene pinta de queso pero saca una espumita la mar de buena.

Nota:Yo usé el aloe por que tenía en casa pero si no tienes es mejor el que venden en sitios de cosmética por que ya está neutralizado y no se os va a oxidar con la sosa como me ha pasado a mi, aparte imagino que conservará mejor todas sus propiedades.

Anuncios

Acerca de Unparenlacocina

Un par de hermanos muy locos por el mundo de la gastronomía

Publicado el 28 julio, 2011 en jabones, Reciclado. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. La verdad que parece cosa de comer y rica; no lo haré pero me parece muy interesante. El marmitako, de lujo, me gusta el color que te quedó, lo preparo igual pero sin laurel.Saludos de una estellica en gipúzkoa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: