Pastel uvas de chocolate


Aquí la tarta que he preparado para el cumpleaños de mi suegri. No es nada complicada, aunque reconozco que es muy laboriosa. Se puede hacer por días, un día el bizcocho y la mousse, dejándolo reposar hasta el día siguiente. Haces la segunda mousse por la mañana, y se deja reposar, para terminar con el glaseado en un rato que saques por ahí, y por último la decoras cuando puedas. Jaaaa ja ja, vamos que uno se organiza según trabajo o tiempo disponible.

Acordaros de sacar los huevos y la mantequilla un rato antes de empezar eh?

Voy a intentar explicar los pasos con sumo detalle, espero conseguirlo.

Para la plancha del bizcocho

1ª fase:

  • 15 gr de mantequilla
  • 15 gr de azúcar

 

  • 1/2 clara de huevo

 

  • 10 gr de harina

 

  • 10 gr de cacao

 

Mezclamos todos los ingredientes y metemos la masa en una manga pastelera. En una plancha de silicona o papel de horno y sobre una bandeja vamos realizando los dibujos, y los metemos al congelador. Mientras preparamos la siguiente masa.

2ª fase:

  • 20 gr de mantequilla
  • 150 gr de almendras

 

  • 150 gr de azúcar Glass + 10

 

  • 25 de harina

 

  • 3 huevos + 2 claras

 

Ponemos a fundir la mantequilla y la dejamos enfriar.

Mezclamos el azúcar, las almendras molidas, la harina, los tres huevos y lo mezclamos bien.

Montamos las claras a punto de nieve y los 10 gr de azúcar (yo le he añadido 1 gr de cremor tártaro para mantener las claras, pero con un pelín de sal apañamos).

Mezclamos la masa anterior con las claras de forma envolvente, y por último la mantequilla.

Sacamos la bandeja del congelador, y vertemos sobre ella la mitad de la masa extendiéndola bien, la llevamos al horno precalentado a una temperatura de 210º por un espacio de 8 min.

Sacamos y esperamos a que se enfríe por completo, le damos la vuelta y retiramos el papel o silicona con sumo cuidado.

Mientras volvemos a colocar la silicona, y añadimos el resto de la masa (esta será para la base) la metemos otros 8 min y repetimos el proceso anterior.

Cortamos la base a medida del molde que hayamos elegido, en este caso un molde rectangular (juego con la ventaja que este es extensible) y luego pasamos a recortar la plancha del bizcocho decorado para los laterales, colocando la decoración hacia fuera y realizando así el montaje.

Para la mousse de chocolate blanco con rooibos:

  • 150 ml de leche
  • 20 gr de rooibos o 5 bolsitas de cualquier infusión

 

  • 300 gr de chocolate blanco

 

  • 350 ml de nata de montar

 

  • 5 láminas de gelatina

 

Infusionamos la leche dejando que coja la esencia durante una hora más o menos.

Ponemos a hidratar la gelatina unos minutos, mientras ponemos a fundir el chocolate en el micro. Colamos y calentamos la leche, deshacemos la gelatina en ella, añadimos al chocolate y lo removemos enérgicamente y lo dejamos templar.

Mientras semi-montamos la nata, le añadimos el chocolate con mucho cuidado mientras realizamos movimientos envolventes.
Cuando esté la mezcla, lo volcamos al molde y lo llevamos a la nevera por espacio mínimo de 4 horas.
Para la mousse de chocolate:
1 l. de nata
300 gr de cobertura negra
2 claras de huevo
1 cucharada de azúcar
7 hojas de gelatina
chocolate a trocitos (opcional)

Ponemos a fundir la cobertura y a remojo la gelatina, mientras montamos la nata (que esté blandita semi-montada)

También montamos las claras a punto de nieve con la cucharada de azúcar.

Calentamos unas cucharadas de nata para desleír la gelatina, la cual la mezclamos con la cobertura, dejamos que baje un poco la temperatura del chocolate, añadimos un tercio de la nata y lo batiremos enérgicamente para hacerlo más fluido.

Y ya procedemos a mezclar de forma envolvente el chocolate junto con la nata y el merengue, por último añadir los trocitos de chocolate.

Volcamos al molde formando así la segunda capa.

Tiene que sobresalir esta vez como tres dedos por encima del bizcocho.

Llevaremos a la nevera el mismo tiempo que la anterior mousse.

Glaseado de chocolate brillante:

  • 120 gr de chocolate
  • 80 ml de nata

 

  • 40 gr de glucosa

 

Ponemos a hervir la nata con la glucosa, añadimos el chocolate y lo derretimos. Cuando baje la temperatura (a unos 40º) lo vertemos al molde.

Cuando cuaje, despegamos los bordes con mucho cuidado y desmoldamos.

Decorado: yo esta vez he comprado en una tienda de chuches unas bolas de chocolate blanco y las he pegado con un poco de chocolate unas contra otras a modo de racimo de uvas.
Las hojas, aprovechando el otoño he cogido unas hojas y las he bañado y con muchísimo cuidado las he despegado del chocolate.
La verdad es que esta vez no elegí bien el tipo de hojas se rompían todas ¡¡¡Grrrrr!!!!.
Anuncios

Acerca de Unparenlacocina

Un par de hermanos muy locos por el mundo de la gastronomía

Publicado el 19 noviembre, 2009 en dulces, Paso a paso, Postres, Tartas. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. que preciosidad!!! y que buena tiene que estar, me pierden a mi estas cosas jaja besitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: